lunes, 25 de noviembre de 2013

Aprendizaje basado en proyectos


El aprendizaje basado en Proyectos (ABP o PBL) es una metodología de aprendizaje en la que se pide a los alumnos que, organizados en grupos, planifiquen, creen y evalúen un proyecto que responda a las necesidades planteadas en una determinada situación. Este aprendizaje requiere el manejo, por parte de los estudiantes, de diversas fuentes de información y disciplinas que son necesarias para resolver problemas o contestar preguntas que sean realmente relevantes. Para el uso de esta técnica de aprendizaje es importante la coordinación de docentes de diferentes materias para que en un mismo proyecto los alumnos tengan que aplicar conocimientos de distintas asignaturas y que, además, los nuevos conocimientos que construyan formen parte de una estructura coherente e integrada. Por tanto, esta técnica de aprendizaje tiene su base en el constructivismo (Piaget, Vigotsky, etc.), que sostiene que las personas construimos el aprendizaje a partir de los conocimientos y las experiencias de los que ya disponemos y, en muchas ocasiones, a través de la participación activa y de la interacción con los demás. (Fuente: Observatorio Univ. Politécnica Madrid, ver también mapa conceptual).

Para conocer algunos de los proyectos más interesantes:
En los últimos tiempos, gracias al auge de las redes docentes y gracias también a la mayor versatilidad de herramientas 2.0, estamos experimentando una auténtica explosión de proyectos colectivos/colaborativos, en los que varios docentes promueven actividades a las que se pueden sumar todos los docentes que lo deseen. Por lo general, se trata de proyectos más o menos flexibles, con un enfoque por tareas, en los que se promueve el desarrollo de las competencias básicas. Pueden ser multinivel y se promocionan en los blogs y en las redes sociales. 
Los proyectos de este tipo exigen por un lado una reflexión compartida acerca del sentido de las tareas, y por otro un diseño y una coordinación eficaces para los objetivos didácticos que se persiguen -tanto con el alumnado como con el profesorado que vaya a participar-.
En suma, los proyectos colectivos o colaborativos suponen la cristalización del modelo de escuela 2.0, descentralizada, compartida, cooperativa, integradora y competencial. 
A continuación ofrecemos ejemplos de algunos de los proyectos más destacados:
Infantil
Primaria:
Para saber más: